Sin categoría

CATA D.O. UTIEL-REQUENA PARA WINE BLOGGERS

En primer lugar dar las gracias a catavino.es, al consejo regulador D.O. Utiel-Requena y a las bodegas participantes, que entre todos hicieron de la jornada I Encuentro de Wine Bloggers un evento divertido, ameno y sobre todo enriquecedor.

Allí estaban 17 bodegas de la D.O. Utiel-Requena que nos mostraron sus productos más emblemáticos, con la variedad Bobal como estrella del evento, aunque también habían varietales fabulosos que de por sí fomentaban la discusión y la charla entre los asistentes y los bodegueros.

Me gustaría decir que todos los vinos catados tienen detrás la profesionalidad de todos los que participan en él, al fin y al cabo las personas son las que, con sus quehaceres y tareas, ponen sus sentidos desde el campo hasta la copa, excelente tratamiento por parte de todos los que estuvimos en el evento.

Destacar, sin desmerecer a nadie, los vinos que a mi me fascinaron por su carácter, su textura y siempre trato de dar mi impresión personal, que como todas las cosas, pueden o no gustar. Es por ello que quiero destacar los dos monovarietales de Bobal que a mi gusto particular fueron los mejores de la velada.

El primero de ellos se trata de “Olivastro” de Bodega y Viñedos Carres, una joven bodega regentada por Jose Luis Torres Carpio, creo que muchos coincidiremos en que se supo vender y a mi me cautivó su potente color y textura con tonos violáceos muy vivos, muy glicérico, con aromas a fruta roja madura apenas sesgada por un suave aroma a madera, de tanino aún persistente, con invitación al trago, de postgusto a tostados y persistente la fruta madura. Una muy buena elección de este monovarietal.

Tras probar vinos muy sugerentes como “Bobal” de Dominio de la Vega, muy afrutado, fresco, con unos tonos violáceos muy sugerentes, de buena presentación, pero quizá en boca demasiada frutalidad y exceso de tostado y regaliz, sale a la venta el mes que viene y espero que tenga éxito (Raquel no te me enfades que has hecho un buen trabajo), los rosados “Viña Enterizo” y “Marqués de Caro” me sorprendieron por su frutosidad y frescura, destacar que la variedad Bobal en estos vinos les da un color limpio y aromas muy sugerentes a fresas y frambuesas, y que tiembles los rosados de garnachas que la bobal pega fuerte en este segmento, el espumoso de Pago de Tharsys de bobal se me quedó en el tintero, pero prometo probarlo y comentar sus impresiones. Un tinto joven monovarietal de bobal fue el de Bodegas Utielanas “Vega Infante” muy potente y carnoso, ideal para acompañar una comida a base de embutidos de la zona. Pero el segundo bobal que me pareció excelente, también, fue “Bobalia” de Vereda Real, un vino que tras una crianza de 3 a 5 meses en robles de diferentes procedencias denotaba un color mucho más rojo teja, más mineral, balsámico y bastante pulido en boca, quizá más tradicional y a la vez distinto de lo que había probado en la velada.

Los varietales distintos a la Bobal también estuvieron a un buen nivel, me quedo también con dos, aunque hay un tercero que me gustó bastante. Me sorprendión un varietal de Merlot de Vera de Estenas “Martinez Bermell”, fermentado en barrica nueva, con un color rubí muy limpio, muy jovial y serio a la vez, con un recuerdo a frutos rojos, vainilla y tostados, muy sorprendente al paladar bien ensamblado con la madera y quizá faltó la presencia de Félix Martínez, que nos hubiese explicado más a fondo los secretos de este vino. El vino más complejo a mi paladar fue “Las Ocho” de Chozas Carrascal, un varietal que conjuga 8 diferentes uvas con un ‘coupage’ muy difícil de lograr, pero que le da una tremenda complejidad, de color rubí balaje, brillante y limpoio a primera vista, en nariz se aprecian diferentes tonos frutales, algo de canela y vainilla y el postgusto recuerda a tostados muy lejanos, chocolate y sobre todo un toque mineral no muy marcado. “Excelencia Edición Limitada” de Emilio Clemente, vino de autor, fué el último vino que pude probar y también me pareció una buena elección, de tono rojo rubí, con potentes aromas a fruta madura, equilibrado, invita al trago, en boca se nota un tanino dulce para dar lugar a un recorrido postgustal a tostados y torrefactos con ligeros aromas a chocolate.

En fin una velada perfecta, donde he conocido a otros bloggers de Alicante, Madrid, Barcelona y Valencia, me sentí muy bien acogido por las personas del Consejo Regulador D.O. Utiel-Requena y como no gracias a la labor de los enólogos y representantes de la bodegas que nos deleitaron con sus mejores productos y espero volver a citas tan interesantes como esta.

3 Comments

  • cesar

    Hola Javier que buena la cata yo poco he probado de esa d.o. algo de Emilio Clemente, Mestizaje, finca Terrerazo y poco mas, la verdad es que de Bobal poco he probado ya me iras recomendando alguna cosita,comentarte que me gustan mucho tus articulos y esas escapadas por bodegas que realizas,que envidia!!!

    Un saludo

  • jprats

    Hola,

    Finca Terrerazo y Mestizaje de Bodegas Mustiguillo están al lado de Utiel pero fuera de la D.O. son los llamados vinos de Pago, es curioso.

    Vinos de Bobal hay bastantes, ten en cuenta que se elaboran unos 150.000 hl. de esa variedad solo.

    Te recomiendo que pruebes dos monovarietales de Bobal, uno es Bobalia (Vereda Real) y otro Olivastro (Bodega Carres).

    Casa Don Angel Bobal (Vera de Estenas) también es una buena opción.

    Hay más pero estos me gustan bastante.

    Las escapaditas son una manera de disfrutar ese mundillo y conocer más a fondo a las personas y los lugares que hay detrás de un vino, para darse cuenta de qué pagamos realmente por una botella, si se justifica o no, y sobre todo hacer amistad y curriculum viajero.

    Un saludo

  • Beatriz

    estoy contigo cesar…muy buenos sus articulos y si, que envidia esos viajes!!!!

    un saludo

    Beatriz

Deja una respuesta