Las burbujas de Jordi Melendo

Domaine Jules Brochet

En demasiadas ocasiones tienes poco espacio para explicar mucho. Y eso me pasa hoy después de visitar a Pierric Brochet @domainejulesbrochet ubicado en Taissy, Premier Cru situado al norte de la Montagne de Reims, en una zona de gran influencia vitivinícola desde la Edad Media.

Jules Brochet, tatarabuelo de Pierric, inició una saga de vignerons de la es descendiente directo y cuyo nombre ha querido dar a su propiedad y a sus vinos, haciendo un guiño a su antepasado. Trabaja de un modo minimalista tanto en el viñedo como en la bodega, las etiquetas de sus botellas también son minimalistas, para todo ello en conjunto convertirse en algo “maximalista” del origen de todo, de sus terruños. Parcelas trabajadas con escasa intervención, situadas en Taissy y Mailly- Champagne, en la Montagne de Reims, y Aÿ y Barzy-sur-Marne, en el Valle del Marne, diferentes enclaves que confieren a sus vinos unas cualidades que permiten a Pierric realizar unos ensamblajes muy precisos, después de la fermentación alcohólica y crianza en barricas, con maloláctica de un modo natural, si al vino le apetece.

Después de degustar varios vinos de las barricas de la cosecha 2021 elaborados con uvas de todas las parcelas y el vino de reserva perpetua, hemos catado las ‘cuvées’

“Prémice”, 50% pinot noir y 50% chardonnay con base 2018 y 30% de vino de reserva (2015, 2015 y 2017);

Albane” 100% chardonnay de la cosecha 2017;

“Éloe”, 50% pinot noir y 50% chardonnay 2018, que no saldrá al mercado hasta dentro de 2 o 3 años;

Lieu-dit “Le Revers des Gouffres” Coteaux Champenois Mailly-Champagne rouge del millésime 2019.

Cada uno con las particulares de la tierra y del microclima de su procedencia, de las uvas, de la añada y de la elaboración que se ha seguido hasta su expedición, muestran buena potencia, madurez, amplitud, complejidad, siendo vinos fáciles de beber, que no es lo mismo que fáciles de elaborar. Y esa sensación de esa tiza, la “craie campanien” como la acostumbra a llamar Pierric, que más blanda o más compacta, y que en algunas parcelas alcanza los 400 metros de profundidad, se percibe en todos y cada uno de sus grandes vinos. Continuará…