Sin categoría

El mercado brasileño será prioridad para los vinos de Chile

En marzo, la Asociación de Vinos de Chile finalizará un informe que detallará el plan estratégico del sector para los próximos 10 años, iniciativa inédita en la industria considerando que nunca habían diseñado una estrategia tan extensa.

La gran novedad del estudio es que el plan de desarrollo de la industria chilena incluirá un nuevo foco para las exportaciones de vino: Brasil.

Este mercado, según precisa el presidente de la entidad gremial, René Merino, siempre ha sido abordado de manera individual por las viñas. “Gracias a eso somos número uno en vino importado con 30% de participación y ahora hemos decidido, por primera vez, generar una dinámica conjunta para mantener e incrementar ese liderazgo. Es un buen momento para enfrentar a Brasil, considerando su nivel de desarrollo”.

Ese mercado estará entre los cinco con mayor prioridad junto a EEUU, Inglaterra, Canadá y Asia. En 2009, las exportaciones a Brasil subieron 20,56% hasta 2.424 millones de cajas de embotellado y 20,48% en valor, US$ 62.549 millones. Es el quinto mercado más importante.

¿Y por qué Brasil? Lo primordial, asegura Merino, es el tamaño y la cercanía. “El país tiene una población gigantesca y una cultura muy parecida a la nuestra”, afirma. Además, el consumo per cápita de vino en Brasil es muy bajo. Según Merino, asciende a 1,9 litro per cápita al año, frente a 15 que hay en Chile. Ante eso, dice que “el potencial de crecimiento es enorme y queremos ser parte de eso”.

El precio es otro factor que atrae. Brasil consume vino de todos los segmentos de precio, y, si bien, en los segmentos altos los franceses son los más apetecidos, los vinos chilenos también son muy bien vistos.

Pese a que aún no hay claridad sobre la estrategia -el estudio aún no se entrega- Merino asegura que primero deben escoger a alguien que se encargue de promover los vinos en el país y montar una agencia en Brasil. “Hasta ahora nunca habíamos tenido nada en Brasil, como sí tenemos en EEUU, Canadá e Inglaterra”, destaca.

Los perdedores

Dado lo escaso de los recursos, precisa Merino, el ingreso a Brasil implicará que Vinos de Chile disminuya sus esfuerzos de promoción en otros mercados del mundo. Irlanda y Dinamarca serán los afectados.

Merino asegura que la industria del vino en Chile invierte en total US$ 7 millones al año, frente a los US$ 20 millones de Australia o España. Ante eso, “tenemos la obligación de priorizar, y a Brasil lo vemos con mayor potencial que Irlanda o Dinamarca, lo que nos obliga a disminuir la actividad en esos mercados”. De hecho, el presidente de la asociación asegura que se terminará con las agencias que se tenían en esos países.

Fuente: Diario La Tercera, Chile

Deja una respuesta