Sin categoría

Prevenir, antes que curar

Fuente: Gabriela Malizia – Área del Vino

El ingeniero Enzo Mugnani comenta acerca de un leve incremento en algunas plagas típicas del viñedo. Advierte sobre la utilización de insecticidas de amplio espectro y asegura que es necesario “anticiparse”, buscando métodos que respeten el equilibrio natural.


Enzo Mugnani y otros ingenieros agrónomos han estado trabajando en la observación de alrededor de 1.000 hectáreas en Luján de Cuyo, Valle de Uco, Zona Este y La Pampa.

El grupo está conformado por técnicos agrónomos del INTA y la Facultad de Ciencias Agrarias, que estudian una de las problemáticas, dada probablemente por el “calentamiento global”, o al menos por los ciclos cálidos más largos.

Lo primero que han observado es una deficiencia de brotación en primavera. “Esto se puede ver en las hileras donde se encuentran plantas que crecen en forma despareja o mueren. Se está viendo en plantas de Malbec de varios años y sucede en distintos lugares, sin un patrón definido”, señala Mugnani.

Para los agrónomos, gran parte de este problema se adjudica a los ciclos cálidos que se están dando dentro de los inviernos. “Se genera un desarrollo fisiológico que produce quemaduras en los tejidos. Las quemaduras se producen a nivel de corteza, en las células productoras de tejido, algo que no se veía antes, con inviernos uniformemente fríos”.

Por otro lado, se observan colapsos en pleno ciclo vegetativo. “Las plantas se desfolian completamente y se quedan sin hojas, lo que puede ocurrir por varios motivos, aunque probablemente también influyan los ciclos más cortos de otoño y más largos de verano. El nivel de reserva de la planta puede decaer también por exceso de fertilización, exceso de producción o por plagas. En Valle de Uco estamos teniendo otoños cortos. La planta se encuentra más rápido con las heladas y se queda sin reservas para el período posterior”.

Plagas (insectos)

En segundo lugar, están las plagas, propiciadas por la sequedad del ambiente y el calor, que favorecen la aparición de insectos. Durante la última temporada se vio un aumento en la población de los siguientes insectos:

Gusano verde (eumorpha analis): pasó de ser una plaga ocasional a ser frecuente, sobre todo en el Valle de Uco. El calor hace que el gusano, que destruye los pámpanos, tenga más ciclos reproductivos. Este bichito tiene un enemigo natural, el chimango, que llega a final de temporada, pero últimamente se ha adelantado.

Arañuela roja: se vio con frecuencia este año, debido sobre todo al polvo en suspensión. La arañuela es un bichito microscópico que pincha la célula de la hoja y la va vaciando.

Mulitas: este año también han tenido más incidencia de lo habitual. Atacan sobre todo a las plantas más jóvenes.

Trips: moscas pequeñas que comen los rebrotes del viñedo. Se vieron más en esta temporada.

Aparición de la Lobesia Botrana (o polilla de la vid) sobre todo en viñedos de Maipú.

PONER GUSANO

Fuente: Enzo Mugnani, consultor vitivinícola

[email protected]

Deja una respuesta