Noticias

Abadía de Retuerta entrega a Red Íncola los beneficios obtenidos por la venta de 1.500 botellas del vino Vendimia Solidaria


La bodega Abadía Retuerta ha entregado a la Fundación Red Íncola los beneficios obtenidos por la venta de 1.500 botellas de su vino Vendimia Solidaria. Bajo este nombre se encuentra un proyecto que tiene como objetivo ayudar a distintos colectivos a integrarse en la sociedad. Con la firme idea de darle continuidad año tras año a esta acción, la venta del vino “Vendimia solidaria” sirve para recaudar fondos para un colectivo social diferente cada año. Cada entidad decide en qué emplear los beneficios obtenidos de la venta de este vino.


Este año, la Fundación Red Íncola, organización sin ánimo de lucro centrada en la ayuda a la población de origen inmigrante con escasez de recursos, ha sido la elegida para gestionar estas ayudas traducidas en un programa de becas al estudio.

El apoyo educativo es una prioridad para la Fundación Red Íncola y un año más –este es el sexto- la ONG ha entregado 45 becas a escolares menores de familias de origen inmigrante y con escasez de recursos económicos. Los beneficiarios están escolarizados en la provincia de Valladolid y cada uno ha recibido 600€, lo que hace un total de 27.000 euros. Un esfuerzo económico conseguido por diversos donantes, entre los que se encuentra la bodega Abadía de Retuerta con su vendimia solidaria; un beneficio que se ha destinado a becas y al apoyo escolar.

Sobre Abadía Retuerta

La bodega Abadía Retuerta (Sardón de Duero, Valladolid) elabora vinos desde 1996, pero ya en 1991 se plantó el primer viñedo, cuyos orígenes se remontan al siglo XII. La finca ocupa una superficie de 700 hectáreas, de las cuales sólo se han plantado de viña los mejores terroirs (suelos) distribuidos en pequeñas parcelas o pagos. Se han identificado un total de 54 pequeños pagos de características muy diferenciadas entre las que destaca la composición del suelo donde crece la viña. Cada uno está plantado con una única variedad. En total hay un 70% de Tempranillo, 10% de Cabernet Sauvignon y 10% de Syrah; el 10% restante se divide entre Merlot, Petit Verdot y algunas variedades de blanco que hasta la añada 2011 se elaboraban sólo de forma experimental.

La bodega, concebida y diseñada por el enólogo francés Pascal Delbeck, y consolidada por el actual viticultor y enólogo Ángel Anocíbar, es una de las más innovadoras y tecnológicamente avanzadas de Europa. Fue de las primeras instalaciones en España en apostar por el movimiento del vino sólo por gravedad, destacando su sistema de depósitos elevados con grúas o un sistema patentado propio para la extracción del vino.

Sobre Red Íncola

Los orígenes de la Red Íncola se remontan a finales de los años 90, con la llegada masiva de inmigrantes a Valladolid. La situación de precariedad en la que venían muchos de ellos y la falta de una respuesta institucional específica hacia este colectivo, propició que un numeroso grupo de personas, inicialmente vinculadas a entidades religiosas, se organizase para ofrecer a los inmigrantes una acogida, orientación y atención digna. Pronto otras muchas personas e instituciones unieron sus fuerzas, se organizaron y elaboraron proyectos cada vez más completos e integrales para que los inmigrantes pudiesen encontrar respuesta a sus necesidades.

La evolución de esta primera estructura informal, dio lugar en mayo de 2006 a la Asociación Red Íncola con el objetivo de atender a la población inmigrante más vulnerable. En el año 2008 se abrió la oficina de acogida en el centro de la ciudad. En su proceso de crecimiento continuo, en el año 2011 se constituyó la Fundación Red Íncola, que coexiste junto la Asociación, para poder impulsar la actividad en nuevos ámbitos, y proporcionar mayor fortaleza a la entidad.

Deja una respuesta