Noticias

Familia Torres presenta las nuevas añadas de su colección Antología Miguel Torres 

Son los vinos más exclusivos de la bodega: Milmanda 2020, Mas La Plana 2019, Reserva Real 2019, Grans Muralles 2019 y Mas de la Rosa 2020  

Familia Torres ha presentado esta semana las nuevas añadas de sus vinos más emblemáticos, los que integran la exclusiva colección Antología Miguel Torres, en un evento celebrado en su bodega de Pacs del Penedès. Miguel Torres Maczassek, director general y quinta generación de Familia Torres, y Josep Sabarich, director técnico, han dirigido la cata de estos cinco vinos procedentes de viñedos singulares y fincas históricas de Catalunya, creados por la cuarta y quinta generación: Mas La Plana 2019 y Reserva Real 2019, del Penedès, Milmanda 2020 y Grans Muralles 2019, de la Conca de Barberà, y Mas de la Rosa 2020, del Priorat.

Son vinos que comparten la elegancia y el espíritu mediterráneo, a la vez que reflejan, cada uno, su lugar de origen, con las particularidades de sus suelos y clima. “Nuestra intención, al hacer estos vinos, es dejar que el viñedo se exprese libremente, mostrando los efectos de la añada y encontrando el equilibrio adecuado para realzar la frescura natural y el carácter varietal con muy poca intervención”, explica Miguel Torres Maczassek.

Tras una breve explicación sobre el compromiso de la bodega familiar con la viticultura regenerativa y la lucha contra el cambio climático, los dos portavoces han desgranado cada viñedo, la ubicación, el tipo de suelos, las condiciones meteorológicas, así como los métodos de vinificación utilizados en cada vino.  

Milmanda 2020, DO Conca de Barberà

Milmanda nació en 1985 y es considerado uno de los mejores chardonnays españoles. Tiene su origen en la finca conocida como Castell de Milmanda, que perteneció a los monjes cistercienses, cerca del Monasterio de Poblet. Sus profundos suelos arcillosos y su clima mediterráneo con influencia continental crean las condiciones idóneas para el desarrollo de la variedad.

2020 fue una añada marcada por una primavera lluviosa y temperaturas suaves durante todo el año, incluyendo el mes de agosto. Estos factores favorecieron una maduración lenta y gradual que alcanzó un nivel óptimo y una sanidad excelente. El vino fermentó y envejeció en barricas de roble de 300 litros y fudres de 1500 litros durante 4 meses, seguido de una crianza en acero inoxidable de 12 meses.

Mas La Plana 2019, DO Penedès

Mas La Plana es el vino insignia de Familia Torres. La primera añada de 1970 ganó las Olimpiadas del Vino de París en 1979 y esto marcó el rumbo de la bodega en la elaboración de grandes vinos. El viñedo, con profundos suelos aluviales, fue plantado entre 1964 y 1979, rodeando la casa familiar, en Pacs del Penedès.

2019 fue una añada seca con temperaturas más altas de lo normal y un verano muy caluroso, que resultaron en un descenso del rendimiento, infundiendo al vino un mayor carácter mediterráneo. Tras una minuciosa selección de las mejores uvas, cada parcela fermenta por separado en acero inoxidable o fudres de roble con una extracción muy suave y, a continuación, envejece durante 18 meses en barricas de roble francés y fudres de 30 hl. Mas La Plana es un cupaje de pequeños lotes de cabernet sauvignon, buscando la expresión más elegante de la variedad.

Reserva Real 2019, DO Penedès

Este vino de producción muy limitada tiene su origen en un viñedo de 4 hectáreas en el corazón del Penedès, único por sus suelos de pizarra, muy excepcionales en la región. Este tipo de suelo mineral proporciona muy buenas condiciones para las variedades cabernet sauvignon, cabernet franc y merlot, que forman el cupaje de este vino tras una selección meticulosa de las mejores uvas.

Las condiciones meteorológicas son similares a las de Mas La Plana por su cercanía. La falta de lluvias y las altas temperaturas del verano provocaron una disminución de los rendimientos de la cosecha. Para compensar esta cálida vendimia, el cabernet franc tuvo más protagonismo que otros años en el ensamblaje, que envejeció durante 18 meses en barricas de roble francés.

Grans Muralles 2019, DO Conca de Barberà

El nombre Grans Muralles proviene de las murallas que protegían el Monasterio de Poblet. Lo que hace único a este vino son tanto los suelos de pizarra como las uvas utilizadas en el cupaje de variedades autóctonas, que incluye las primeras variedades ancestrales catalanas recuperadas por Familia Torres hace cuarenta años. Este vino se elaboró por primera vez en 1996 con la ancestral garró, combinada con otras variedades como la cariñena, garnacha y monastrell. A partir de la añada 2009, se añadió otra cepa ancestral, la querol, en el cupaje, donde cada variedad tiene su papel para crear este vino excelso.

La cosecha 2019 en esta región también estuvo condicionada por la escasez de lluvias y el intenso calor que adelantó la vendimia y permitió que la uva alcanzara su punto óptimo de maduración. Esto se traduce en aromas afrutados muy presentes en el vino. Cada variedad se vinifica de forma diferente, utilizando diferentes tipos de depósitos, de varios tamaños, con un tiempo de crianza también variable en función de las características de cada variedad. La crianza media es de 18 meses en barricas y fudres de roble francés.

Mas de la Rosa 2020, DOQ Priorat

Mas de la Rosa es el vino más exclusivo de Familia Torres y el proyecto más personal de Miguel Torres Maczassek para plasmar la personalidad única de este pequeño viñedo del Priorat. Es un antiguo viñedo de suelos de llicorella, con cepas de cariñena y garnacha plantados hace más de 80 años en costers, y una de las primeras fincas vitivinícolas de Porrera. Su ubicación, elevación y orientación aportan un frescor natural que transmite gran finura y elegancia en el vino.

2020 es la quina añada de este vino sublime que evoca la belleza de este lugar excepcional. Fue un año lluvioso, con temperaturas moderadas en primavera y un verano cálido y seco, que resultaron en buenos niveles de madurez manteniendo una marcada acidez. La crianza se realizó en un fudre nuevo de roble francés de 1000 litros durante 19 meses.

Sobre Familia Torres                                                                                                                                  www.torres.es

Arraigada en la tradición vitícola del Penedès desde el siglo XVI, la Familia Torres fundó su bodega en Vilafranca del Penedès en 1870, hace más de 150 años. Cada generación ha transmitido de padres a hijos la pasión por la cultura del vino desde el respeto por la tierra y la tradición y la apuesta por la innovación. Hoy, la quinta generación se focaliza en la elaboración de vinos de viñedos singulares y fincas históricas, la recuperación de variedades ancestrales y la viticultura regenerativa para adaptarse al cambio climático. La lucha contra la emergencia climática es, desde 2008, uno de sus ejes de actuación, mediante acciones de adaptación y mitigación para reducir las emisiones de CO2. Presente históricamente en el Penedès, Conca de Barberà, Priorat y Costers del Segre, Familia Torres cuenta también con viñedos y bodegas en las principales zonas vinícolas españolas –Rioja, Ribera del Duero, Rueda y Rías Baixas–, así como en Chile y California. Es miembro de las Primum Familiae Vini, asociación que integra doce de las familias centenarias elaboradoras de vino más prestigiosas de Europa, y cofundadora de International Wineries for Climate Action, que impulsa la descarbonización del sector a nivel global, y de la Asociación de Viticultura Regenerativa, que promueve un cambio de paradigma en los viñedos para convertirlos en grandes sumideros de carbono.