Noticias

Cómo proteger tus vinos del calor y conservarlos en casa

Decir que en julio hace calor nunca será noticia, por mucho que insistan los pobres reporteros a los que sus jefes envían a una plaza de Córdoba a las tres de la tarde a decirnos precisamente eso, que ahí no hay quien pare. Así que en este blog queremos hablar de algo más interesante…. ¿puede afectar el calor a los vinos?

Pues claro.

Podréis argumentar (y hasta cierto punto con razón) que también estamos siendo obvios. Pero es que, al igual que las cadenas de televisión insisten en repetir esos consejos tipo “intenta evitar correr 50 km. a las cuatro de la tarde en pleno agosto sin beber ni una gota de agua”, nosotros hemos querido repasar algunos consejos generales que te ayudarán a conservar tus botellas de vino en casa.

  • Lo primero: no solo es importante evitar las temperaturas elevadas, sino también las oscilaciones térmicas muy bruscas.
  • También hay que evitar la luz directa sobre las botellas y asegurarnos de que en la estancia haya humedad.
  • Además, debemos tener en cuenta la ventilación y que las botellas estén en posición horizontal.

Otra variable que debemos considerar es el tiempo que ha transcurrido desde que la botella ha entrado en tu casa hasta que la consumes (suponiendo que no haya estado conservada en una bodega o en un lugar que simule esas condiciones).  Por ejemplo, un estudio de la Academia del Vino de la Fundación Edmund Mach comparó 200 botellas conservadas en condiciones similares a las de un armario de una casa (con temperaturas entre 20º y 27º) con otras 200 botellas de la misma uva, conservadas a una temperatura de entre 15º y 17ª en una bodega profesional. El estudio, que se prolongó durante dos años, concluyó que “una diferencia relativamente pequeña de temperatura acelera varias reacciones químicas relacionadas con el envejecimiento del vino e incluso causa nuevas reacciones que, a temperaturas inferiores, no se observan”.

En pocas palabras: los vinos “domésticos” envejecían cuatro veces más rápido: seis meses en casa equivalen (por supuesto, solo en cuanto a tiempo, la calidad de ese envejecimiento es otro tema) a dos años en bodega. Tu vino puede perder aroma, gusto, etc.

Así que, para disfrutar más de tus vinos en casa, recuerda siempre la “trilogía del cuidado”: luz, temperatura y humedad.

 

Fuente: http://www.valdemar.es/noticias/como-proteger-tus-vinos-del-calor-conservarlos-casa

Deja una respuesta