Noticias

Marqués de Riscal Reserva se despide de su icónica malla dorada en su añada 2020

  • Tras casi 150 años de uso, la bodega ha decidido eliminar este elemento en la nueva añada, que sale ya a la venta.
  • Esta medida supone un gran paso que acerca a Marqués de Riscal a cumplir sus objetivos en materia medioambiental.
    Elciego (Álava), 17 de junio de 2024. Marqués de Riscal Reserva es sin duda el vino más internacional de la compañía y en su añada 2020 sale a la venta sin la malla y con una etiqueta renovada. Con esta
    medida, se reducen significativamente los materiales auxiliares de la botella, disminuyendo, por lo tanto, los residuos generados, evaluados aproximadamente en 14 mil kilos de latón.
    La eliminación de la malla supone un gran paso que acerca a la compañía a cumplir sus objetivos en materia medioambiental. Para Marqués de Riscal la apuesta por la sostenibilidad y el medioambiente es fundamental.
    Todos sus viñedos en Rueda cuentan desde 2018 con el certificado de agricultura orgánica y en Rioja Alavesa es la bodega que más hectáreas cultivo ecológico tiene. Así también, Marqués de Riscal apuesta por el autoconsumo y cuenta con varias instalaciones de paneles fotovoltaicos en su bodega de Rioja promoviendo un sistema energético más limpio.
    150 años de la malla
    Tras casi 150 años de uso, este elemento ornamental se había convertido en un icono
    en todo el mundo.
    Marqués de Riscal comenzó a utilizar la malla desde su aparición en el mercado en el
    siglo XIX, siendo la primera bodega española en hacerlo. Pasaron muchos años hasta
    que se popularizaron como símbolo de vino de guarda en Rioja, extendiéndose con
    posterioridad a otras zonas vinícolas españolas para vinos de alta gama.
    Su época de mayor éxito fueron los felices años veinte cuando las mallas se
    popularizaron en los hoteles más exitosos de Madrid. La mayoría de las bodegas
    mandaban el vino en barriles para venderse a granel o se embotellaba en destino por
    los propietarios de los incipientes despachos de vino y los restaurantes que se
    encargaban de llenar las botellas.
    Ese acto era un factor de riesgo porque, debido al éxito de ventas, se tendía a utilizar
    vinos de otras procedencias para rellenar las botellas. Los hoteles y negocios más
    prestigiosos no recurrían a este tipo de prácticas. Las bodegas, al ser conscientes de
    esta picaresca, utilizaron las mallas lacradas para garantizar la autenticidad y no ser
    rellenadas. Marqués de Riscal siempre mandó el vino embotellado con la red desde la
    bodega.
    La costumbre casi desapareció con la escasez de materiales como consecuencia de la
    II Guerra Mundial, aunque Marqués de Riscal nunca dejó de utilizarla.

    Sobre Marqués de Riscal
    Marqués de Riscal siempre ha sido una empresa pionera y referente del sector vitivinícola. Ya
    en 1858 se convirtió en la primera bodega de Rioja elaboradora de vinos según los métodos
    bordeleses.
    En 1972 pasó a ser la primera bodega impulsora de la Denominación de Origen Rueda -donde
    se elaboran sus afamados vinos blancos- y en 1991 se lanza Barón de Chirel, primer vino de alta
    expresión, Barón de Chirel 1986.
    En 2006 inauguró la Ciudad del Vino con un edificio diseñado por el arquitecto Frank O. Gehry,
    que supone la obra más vanguardista realizada hasta la fecha por una bodega española.
    En 2018 consiguió la certificación ecológica de los viñedos en Rueda. Marqués de Riscal apuesta
    por elaborar vinos con la mínima intervención posible queriendo resaltar la pureza varietal y el
    carácter del terruño de esta zona del Duero.
    En 2020 la compañía avanzó en su compromiso con la sostenibilidad instalando un sistema de
    autoconsumo solar fotovoltaico en el Hotel Marqués de Riscal, a Luxury Collection Hotel. En
    2023, la instalación de 1.740 paneles solares en su bodega de Elciego, Álava, supuso un paso
    más en su estrategia hacia el autoconsumo energético.
    En 2023 Marqués de Riscal ha sido elegido el segundo mejor viñedo y bodega del mundo por
    tercer año consecutivo en el certamen World’s Best Vineyards, un ranking que se elabora
    anualmente con los mejores destinos enoturísticos del mundo.
    Marqués de Riscal comercializa sus productos en más de 110 países y sus vinos gozan de las
    más elevadas distinciones internacionales, así como numerosos premios y menciones en prensa
    especializada.